Páginas vistas en total

jueves, 13 de enero de 2011

típico el caso que presenta OPINION un capitán agrede a un sargento que cumplía su deber. un coronel respalda al capitán y aquí "no ha pasado nada"


El comandante departamental de la Policía de Cochabamba, coronel Hernán Trujillo, aseguró ayer que él sí cumplió con su deber de autoridad al conocer las presuntas irregularidades cometidas, por el capitán Erick Terán Mendoza el 14 diciembre de 2010. Explicó que al conocer el informe de Diprove sobre el caso Terán, decidió remitirlo de inmediato al subcomandante de la Policía, Óscar Alviz, a quien le delegó los temas de disciplina.
LOS HECHOS
El 14 de diciembre de 2010 un equipo de Diprove detectó que una vagoneta Rav 4 tenía placas clonadas de un vehículo del Banco Nacional de Bolivia. El chofer dijo que el Rav 4 le pertenecía a un capitán de la Policía. Mientras se llevaban el carro a Diprove, apareció el capitán Erick Terán, quien bajó a empujones al sargento Johnny Romero del Rav 4, lo insultó y lo golpeó a patadas y puñetes. Se negó a dejar el carro en Diprove.
El informe de estos hechos fue presentado por el agredido a su jefe, el coronel Julio Miranda y éste derivó el documento a su superior, el comandante Hernán Trujillo y ésta autoridad remitió el informe al subcomandante de la Policía Óscar Alviz. De ahí en más, el Comandante no le hizo seguimiento al caso.
LA PRUEBA
Según declaraciones de Trujillo, se enteró por la nota periodística de OPINIÓN que el capitán Erick Terán no había sido derivado a proceso. Exhibió como prueba la hoja de ruta 9660 del 18 de diciembre de 2010. La nota es escueta. En las casillas donde se escribe a quien va dirigido el tenor está “tickeado” el cargo del Subcomandante. Al pie de la nota, una sola palabra de instrucción: “analizar”.
Explicó que puso la palabra “analizar” en lugar de “investigar” porque muchas veces son presentados informes exagerados sobre un hecho y es necesario indagar lo que realmente ocurrió convocando a las partes involucradas.
“En cuanto ví la nota en el diario, pedí un informe y ayer 11 de enero el Subcomandante me hizo conocer lo que ocurrió”, dijo Trujillo.
De acuerdo al informe presentado por Óscar Alviz, éste convocó al capitán Erick Terán y al sargento Johnny Romero en presencia del investigador de la Dirección de Responsabilidad Profesional (DDRP) Yury Duck. Según Alviz, el capitán admitió su mala conducta y se disculpó con Romero, “quien aceptó las disculpas sin ninguna presión”, por lo que el Subcomadante decidió dejar el caso pendiente. Lo que no queda claro en el informe de Alviz es que si bien el abuso y la agresión física pudo ser “disculpada” por el agredido, ¿por qué dejó pasar el delito de tener un vehículo con placas falsas? Alviz no fue hallado ayer para responder la cuestionante.
El comandante Hernán Trujillo adelantó que pidió un informe a Diprove para saber si el caso fue conocido por la Fiscalía y si se estableció que el Rav 4 era un auto “chuto”.
Ansclasspol presentó denuncia
El asesor legal y apoderado de la Asociación de Sargentos, Clases, Suboficiales y Policías (Ansclasspol), Luis Camacho, presentó ayer una denuncia en contra del capitán Erick Terán Mendoza, ante la Dirección Departamental de Responsabilidad Profesional. “Nos estamos convirtiendo en parte denunciante y coadyuvante en este caso porque un sargento afiliado a Ansclasspol ha sido víctima de un abuso que está siendo encubierto por las autoridades, si ellos no cumplen con su función y no le dan celeridad a este tema, presentaremos una denuncia ante el Ministerio Público por incumplimiento de deberes, encubrimiento, complicidad y otros”, anunció Camacho. Recordó también que el carácter violento de Terán se manifestó en agosto del año pasado, cuando delante del Subcomandante, amenazó al policía herido por el fiscal de Distrito César Cartagena, al presidente de Anclasspol y al asesor legal. “Le faltó respeto al uniforme y el Subcomandante no hizo nada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada