Páginas vistas en total

viernes, 23 de septiembre de 2016

Previus. Bien cnocido el asesinato de Orlando Letelier en pleno Washington por agentes secretos de Pinochet. conocido también que a partir de este acto criminal, de terrorismo de Estado, fiscales de EEUU recibieron la orden de dar con los autores a como dé lugar. lo hicieron y resultó el informe que hoy se corrobora y publica a nivel mundial. Dios revela este crimen con la claridad del sol, como revelará los cometidos por Evo Morales en actos de terrorismo de Estado tan repetidos y crueles.

Estados Unidos publicó este viernes el documento de su agencia de Inteligencia (CIA) que dice que el dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990) fue quien dio la orden de matar al opositor Orlando Letelier en Washington hace 40 años.

El documento, de acceso público en la página web de la biblioteca Ronald Reagan, forma parte de la última tanda de archivos desclasificados sobre el atentado de Letelier que hoy entregó el Departamento de Estado a Chile con motivo del 40 aniversario del que fue el primer acto terrorista cometido por un Gobierno extranjero en Washington.

Durante la ceremonia que se celebra hoy en la rotonda Sheridan Circle de Washington, donde tuvo lugar el atentado, la subsecretaria de Estado adjunta para Gestión y Recursos de EE.UU., Heather Higginbottom, divulgará "la última tanda de documentos relacionados con los asesinatos" de Letelier y su joven asistente Ronni Moffitt.

Así lo anunció en un comunicado el Departamento de Estado minutos antes de que comenzara la ceremonia conmemorativa en la que participan la presidenta chilena, Michelle Bachelet, los cuatro hijos y los nietos del histórico opositor chileno, y el embajador chileno en EE.UU., Juan Gabriel Valdés, que se salvó por muy poco de morir en el atentado contra su entonces jefe, Letelier.

Preguntado por los nuevos documentos publicados, Juan Pablo Letelier, uno de los cuatro hijos del diplomático y senador del Partido Socialista de Chile, dijo que estos "son muy importantes y ratifican hechos, ratifican los nombres, que Pinochet fue quien dio la orden para cometer este acto de terrorismo de Estado".

"Queremos agradecer este gesto del Gobierno de Barack Obama y esperamos que sirva para conseguir justicia", agregó en declaraciones a los periodistas antes del inicio de la ceremonia.

En octubre de 2015, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, visitó Chile y le entregó a Bachelet una memoria llena de documentos desclasificados por el Gobierno estadounidense y relacionados con el asesinato de Letelier.

Entre esos documentos se encontraba uno de finales de la década de 1980 en el que el entonces secretario de Estado de EE.UU., George Schultz, aseguraba tener un informe de la CIA con "información convincente" de que Pinochet ordenó personalmente el asesinato de Letelier.

La presidenta de Chile está desde este jueves en Washington, tras participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, para conmemorar junto a la familia de Letelier la muerte del histórico opositor que fue canciller de Salvador Allende (1970-1973) y después exiliado político en Estados Unidos durante la dictadura de Pinochet (1973-1990).

martes, 13 de septiembre de 2016

fecha inolvidable para todos los cochabambinos. fecha clavada en el corazón cuando Gastón Cornejo, el patricio cochabambino nos recuerda en palabras de Federico Blanco la Historia de Cochabamba.


EVOCACIÓN DEL FASTO HISTORICO DE COCHABAMBA ESCRITO EN 1892.

FEDERICO BLANCO (*) SOBRE LA HISTORIA DE COCHABAMBA.

“Historia Nacional. 14 de septiembre de 1810”.

(Ortografía original y anotación al margen “Por Federico Blanco”, letra de Carlos Blanco Galindo).

Cuando  arrebatado de entusiasmo, al recordar los hechos heroicos de nuestros padres,  durante la guerra de los 15 años, quise reflejar aunque débilmente las glorias de este heroico pueblo,  mi vista vagó por  lugares hoi mudos i casi solitarios, i en otro tiempo teatro de dramas íntimos, sangrientos, i espantosos.  En aquella lucha titánica, encontré a la mujer  q´ conmovida con la idea de la libertad, la sostiene, la prohíja i la santifica hasta con su propia sangre, i transformada en héroe, empuja la rueda de  los acontecimientos cantando o llorando al embiar a sus hijos, a su esposo, a sus hermanos,  a lidiar contra los tiranos.

Mi imaginación quedó fascinada con los días sombríos pero arrebatadores en q´ descolló la presencia viva i animadora a la vez que tierna i encantadora de las mujeres que concurrieron con su valor i entusiasmo a preparar i hacer surjir la obra gigantesca con q´ el  esforzado Calatayud, el ilustre Claustro de doctores de la Universidad de Chuquisaca i las  hazañas inolvidables de Murillo i sus compañeros iniciaron la independencia de la Patria.

Fue entonces q´ cruzó por mi mente la atrevida idea de  trazar algunas siluetas que reflejasen p´ lo menos los actos heroicos de mujeres que con abnegación sin igual,  se lanzaron a tomar parte en las primeras cruzadas  de la  libertad o por lo menos llegaron a inspirar la fuerza moral que hizo prodigios de valor i de abnegación en la guerra de la independencia.

No narraré ahora los actos de sublime heroicidad que hicieron decir a  Martínez: “No puede dejar de triunfar la nación en que las mujeres combaten por la causa de la independencia i mueren al lado de sus hermanos i de su marido. Ha de triunfar la nación en la que un oficial preguntaba cada noche en presencia del ejercito ¿Están las mujeres de Cochabamba?  I otro oficial responde ¡Gloria a Dios, han muerto todas por la Patria en el campo del honor!” 

¡Oh mujeres de la América, venditas seáis entre todas las mujeres i venditos sean  los frutos de vuestras entrañas¡ 

No es menos sublime i conmovedor, el sacrificio de la madre que consagrada toda su ser da al amor de su único hijo, lo lanza con admirable entereza sabiendo el peligro cierto, para alcanzar la libertad.

D José Gonzales Prada, gobernador de Cochabamba, i su suegro D Gerónimo de Marrón i Lombera, comandante de armas, autoridades desconfiadas i suspicases como todos los tiranos, se hallaban mui alarmados con los sucesos del 25 de mayo  en Chuquisaca, i  del 16 de julio del año siguiente en la Paz.

Por las sospechas que abrigaban contra D Francisco Rivero, D Esteban Arze, D Melchor Guzman Quiton, los mandaron a Oruro  bajo el pretexto de que allí recibirían colocaciones honrosas.

Este mismo plan llegó a descubrirlo D´ña Luisa Ascuí, esposa de Sr. Gomez Ortega, empleado del rey en la oficina del estanco de tabaco, i lo  puso inmediatamente  en conocimiento de Rivero.

Este poniendose de acuerdo con sus compañeros Arze i Guzman Quiton fugaron de Oruro, en la noche escalando los muros del cuartel  donde se hallaban.

Aquella heroica mujer que conocía la adhesión de su marido a la causa del rey, con ardor asombroso, con desinteres nobilísimo se lanza a un camino lleno de dificultades. Comprende q´ se espone a sacrificar aun la felicidad domestica, i ninguna consideración la detiene. Con firmeza incontrastable salva a los héroes q´ en Cbba dieron el grito de la independencia, cuyo eco resonó en toda la América española.

Los fugitivos de Oruro se dirijen a la casa de D´ña Luisa Ascuí,  i allí en la casa de esta heroica mujer ofrecen el juramento de dar independencia a la patria. ¡Nada tan conmovedor, tan digno i santo  como ese acto solemne!

Bello e indescriptible es aquel cuadro en que una mujer llena de gracia y de juventud revelando en sus grandes ojos negros, enérjicos i puros, la imagen de la firmeza de su alma, recibe en nombre del Dios de los ejércitos, de los esclarecidos guerreros, el sagrado juramento de dar la libertad  e independencia a la Patria!

Existe aun una casa de pobre  y sombria apariencia frente al Camal. Sus muros nada dicen a los moradores de Cbba; sin embargo, en vista aún después de 82 años, cuántos pensamientos están en el alma. En sus paredes cuadradas se creía columbrar mas de una vez este sólo escrito con caracteres invisibles  - ¡Aquí se reunieron i de este lugar salieron los patriotas  que juraron dar independencia a la América española!”

Al rasgar el alba del 14 de septiembre de 1810, de imperecedera memoria p´a los hijos de Cbba, despertaron estos a los toques de arrebato en la elevada torre de la matriz, seguidos inmediatamente  p´r las campanas de las demás iglesias que entonces eran todavía muchas.

En pocos instantes la multitud llenaba toda la plasa, i sin embargo continuaba afluyendo p´r todas las calles en inmensas corrientes, produciendo comparsas e impenetrables oleadas. Grupos de bulliciosas mujeres discutían y se mesclaban repartiendo cuchillos con los q´se armaban muchas q´ reclamaban el derecho de destruir la tiranía q´p´tan dilatado tiempo había pesado sobre el país.

Los anchos y espaciosos balcones de cedro primorosamente tallado de las casas situadas en las aceras de la plaza i de las de las calles q´estaban inmediatas a ella, se encontraban llenas de señoras, vestidas en su mayor parte de traje  de iglesia, pues los toques de a rebato las confundieron al ir a misa. En esa época era aun de riguroso precepto oir misa el 14 de stbre i el tumulto q´ se formó las atrajo a los balcones.

En el inagotable manantial de sentimientos del corazón de la mujer, el religioso es el q´ mantiene latente a todos los demás. Es p´ eso q´ cuando una idea noble, desinteresada llega a inflamar su corazón, transformada p´ esa idea, sale del pie del altar, de la solitaria i sombria iglesia, donde acaba de arrodillarse sumida en lagrimas i oraciones i esparce la chispa mas ardiente del fanatismo, se convertían en una verdadera hoguera. Esa sagrada chispa fue lanzada el inolvidable 14 de Sepbre., i ella  convirtió al pueblo  en un volcán q´ amenazaba trastornarlo todo.

No intento hacer la crónica de los sucesos de aq            uel memorable día, ni de los q´ le siguieron; mucho menos podría pintar los admirables cuadros q´ a cada paso se presentaban, ni menos los tiernos episodios en q´ eran actoras las heroicas cochabambinas, no. Apenas decir de ellas i comunicar  que supieron conservar sin apagarse el sagrado fuego de la libertad q´ ardía en sus almas generosas, p´ q´ se cumpliese el vaticinio del esforzado Murillo q´ al subir al cadalso dijo a sus verdugos – No estinguireis la llama q´ dejo encendida”.

En aquellos inolvidables i grandes sucesos, nadie fue meramente espectador; todos fueron actores – hombres, mujeres, ancianos, niños, todos tomaron parte animandose  i sosteniéndose mutuamente.

En esos sucesos el corazón tenía mucha parte, i todos se hallaban embargados p´ el poder inmenso de los afectos. Por eso no se derramó ni una gota de sangre. 

Nadie podrá dejar de recordar q´ las acciones mas nobles, mas desinteresadas, mas heroicas q´ hemos hecho, las q´ hacen renovar nuestra alma en dulce y tranquila satisfacción, haciendo que levantemos bien alta la frente, son hijas de las sublimes inspiraciones de la madre  tierna i santa q´ supo encarnar su alma en la nuestra o de la dulce i encantadora sonrisa con que el casto y puro amor de la mujer  q´ nos anima i nos lanza a ejecutar los actos mas heroicos o nos hace cubrir con la radiante luz que ilumina nuestra inteligencia.

Este ascendiente de la fuerza moral de la mujer q´ domina la violencia  de muchos energúmenos impetuosos; es la libre sumisión de nuestra alma ante el ser q´ nos inspira con su ternura o sus encantos, actos por los que la vendecimos en nuestros momentos solitarios de dulce melancolía,  han sido en todo tiempo los mas poderosos argumentos q´desarman al hombre  de sus arranques de odio o de venganza, han formado los hábitos i las costumbres de los pueblos, educándolas para la vida independiente.

La liberacion q´ D´ña Luisa Ascuí proporcionó a Rivero, Arze y Guzmán Quiton, el juramento que les arrancó de sacudir el yugo español que oprimía al país, así como las inspiraciones  de las mujeres heroicas  que lanzaron a sus hijos, esposos i hermanos a la lucha el memorable suceso del 14 de septiembre.

Nos seré yo quien encaresca la importancia de este suceso, no. La antigua  ciudad de los Incas dijo ya, en un manifiesto lleno de entusiasmo: “Se libera Cbba de sus mandatarios españoles el 14 de septiembre de 1810”

La noticia de este primer paro de los cochabambinos alienta a los argentinos q´ ya retrocedían los de Suipacha; pone en precipitada fuga i su mercenaria tropa i abre la puerta p´ q´ penetren hasta el Perú los orgullosos autores de la libertad.

“Este primer resultado es debido mas bien a la opinión de Cbba, i a la influencia efectiva en la victoria de Suipacha”

 El ilustrado redactor de la Gaceta de Buenos Aires decía previendo la trascendental influencia q´ la revolución de Cbba ejercía en la marcha de  las acciones,  decía- ¡Ahora podemos decir francamente: “El Alto Perú será libre p´ q´ Cbba quiere q´ lo sea, i los bravos cochabambinos cuyos fuertes brazos no supieron otro ejercicio que el cultivo de las tierras, i el constante trabajo de sus útiles labores, se emplearan en deshacer a los tiranos”.

Buenos patriotas  i sea uno de los principales motores de su alegria ver a la grande ciudad de Cbba compitiendo en gloria y heroísmo con la misma capital  i fundando la igualdad que debe haber entre todos los pueblos…

Los ilustres hijos de Cbba siempre fuimos en la energía que hasta ahora han duplicado; serán un seguro apoyo de la libertad de todos los pueblos.- Cochabamba, pueblo esclarecido, la Patria os congratula por vuestra tan merecida como inspirada libertad.

En el hermoso mapa de la América libre se esparció su lugar i distinguido, i al acercarse el viajero a vuestro recinto poseido de admiración i respeto dirá - este es el pueblo del heroísmo i de la virtud p´ q´ es habitado p´ individuos industriosos en labranzas, valientes en la guerra, constantes  en la adversidad, i en todas circunstancias idolatras de la libertad.

Cbba Sbre 13 de 1892

(Fdo) F. B. (Federico Blanco) (*)

 


 

 

 

COMENTARIO GASTÓN CORNEJO BASCOPÉ

(*) Este importante escrito, elaborado hace 124   años, pergeñado a los 67 años del acontecimiento, lo he transcrito cuidadosamente del original. Importa su rescate virtual porque su autor fue una personalidad cochabambina notable. Don Federico Blanco Ferrufino (1827-1896). Él tenía 65 años cuando escribió el texto, y para ese entonces, era una edad sumamente avanzada.

Profunda emoción depara el leer, traducir, escribir y asumir con el afecto más sensible en la interioridad del espíritu este mensaje de acendrado patriotismo, escrito a pulso, letra y pluma por el esclarecido ciudadano Federico Blanco Ferrufino, hijo del Presidente constitucional de Bolivia, el Héroe Libertador de la Patria, el General Pedro Blanco Heredia; hermano de gran médico Cleómedes Blanco Ferrufino, familiar, tío en primer grado del General Carlos Blanco Galindo, el otro insigne personaje de la historia nacional.

Selecto contenido  emerge del texto original, del antiguo papel que respetuosamente se guarda cuidadosamente en el archivo familiar. Sobre todo, cuánta delicadeza al tratar el tema femenino, ternura y respeto absoluto hacia la mujer, siempre coronada de atributos espirituales sublimes; actitud natural en los seres de educación privilegiada, en el hogar y en la escuela. Y esto, a propósito de la vida heroica de las Heroínas de 1812 donde sufrieron  destino histórico doña María Josefa De Eras y Gandarillas y su sobrina huérfana Manuela Josepha de Eras y Gandarillas, hija del fusilado Juan Joseph Eras y Gandarillas, así como lo fue doña Ana Ferrufino hija del ejecutado Ignacio Ferrufino y viuda del presidente asesinado en La Recoleta. Don Mariano Antezana, Esteban Arze, Francisco del Rivero, sus familias y los demás protomártires guerrilleros que sufrieron lo indecible ante el furor del cruel Goyeneche y las autoridades peninsulares de entonces.

Bendito sea el conocimiento de estos ancestros y preclaros ciudadanos que nos antecedieron con sus mensajes de heroísmo y valores cívicos; yo los asumo y rescato para admirarlos en la interioridad cívica como epopeya de grandeza para las generaciones que nos continuarán en el tiempo de Cochabamba, la Heroica.

¡Felicidades. Familia Blanco!              ¡Felicidades Cochabamba!

 

 

Gastón Cornejo Bascopé

Presidente de la Sociedad de Geografía e Historia

Cochabamba, 14 de  septiembre de 2016.

 

martes, 16 de agosto de 2016

justo cuando languidecen los foros, el primero llamado Social Mundial y el segundo de San Paulo, Evo, como efecto de un trasnoche viene a inaugurar "la Escuela antiimperialista" una réplica de la Escuela de las Américas, destinada a ser el parachoque de las ideas socialistas en el Continente. malos presagios pués esta idea alentada en su momento por Castro y por Chávez no tiene ya razón de ser...cuando cese el financiamiento, cesará su funcionamiento y el sitio será destinado a las escuelas militares que son varias en Bolivia y en cierto modo, todavía necesarias.

Hace unos días, entre el martes 9 y el domingo 14 pasados, se ha llevado a cabo en Montreal, Canadá, la XIV versión del Foro Social Mundial, también conocido como Foro de Porto Alegre por haber sido en esa ciudad brasileña la sede de sus primeros encuentros. Poco antes, en la capital de El Salvador se realizó la XXII versión del Foro de Sao Paulo.

Ambos foros tienen algunos elementos en común. El primero, el más importante, es que ambos nacieron al influjo de lo que hace no muchos años parecía el resurgimiento de una ola progresista que se perfilaba como portadora de grandes transformaciones políticas, económicas y sociales no sólo en Latinoamérica sino en el mundo entero. 

El segundo elemento en común es que ambos han llegado al año 2016 prácticamente agotados. Languidecen en medio de suspiros de nostalgia y frustración de sus principales impulsores y ya no hay intelectuales, líderes políticos o dirigentes sociales capaces de devolver el optimismo a quienes hasta hace no mucho coreaban con entusiasmo “otro mundo es posible”.

Desde el punto de vista de quienes impulsaron ambos foros, el panorama actual es de lo más desalentador. Pocos meses han sido suficientes para que del apogeo se pase a una especie de crisis terminal. Y no por una eficaz ofensiva del “imperialismo, la derecha y los medios de comunicación”, como insisten en afirmar los ideólogos más dogmáticos y reacios a la autocrítica, sino por la deslegitimación causada por la corrupción desenfrenada y la incapacidad para administrar con eficiencia los recursos públicos, entre muchas formas de impostura y deshonestidad.

lunes, 1 de agosto de 2016

esa historia de sangre. el MNR por cierto pagó un alto precio por denunciar la verdad, los "poderosos antes, durante y después de la Guerra del Chaco" no aceptaron jamás que el MNR les cantase la verdad, militares la mayoría se ensanaron con el pueblo y crearon "el farol del 21 de julio" Carlos Antonio Carrasco, nos lo cuenta con precisión.

Hace 70 años, Bolivia era el país más atrasado y pobre de las Américas, cuando el mundo festejaba alegremente el triunfo de los aliados europeos, americanos y soviéticos sobre las potencias del eje Berlín-Roma-Tokio, que en esa época representaba el “imperio del mal” de turno. Las pocas agencias noticiosas existentes difundían los horrores cometidos por los vencidos y el heroísmo sin par de los victoriosos. Seis años antes, bolivianos desorientados en bares y cantinas se dividían en acólitos de uno u otro bando del lejano combate europeo. Los incipientes partidos nativos hacían lo propio: piristas (Partido de la Izquierda Revolucionaria, PIR) y movimientistas (Movimiento Nacionalista Revolucionario) se enfrentaban, con análisis de coyuntura correspondientes. Los primeros quedaron en ridículo cuando Hitler se les volvió simpático al pactar con Stalin en Munich; y ante el fracaso del contubernio, su dialéctica resultó irrisoria. Asimismo el antiimperialismo del PIR entró en receso apenas Estados Unidos se plegó a los aliados.
En Cochabamba, aún de muy niños nos interesaba la política, y pegado el oído a la radio, apenas el “ojo mágico” se alumbraba, escuchábamos las últimas noticias, y el 21 de julio de 1946 nos enteramos, aterrados, que una chusma alcoholizada había asesinado a Gualberto Villarroel y colgado en un farol su sanguinolento cadáver. Los cordeles, el alcohol y los agitadores fueron provistos por la “rosca” minero-feudal, a través de sus operadores camuflados en un risueño Frente Democrático Antifascista, y el comité tripartito de supuestos maestros, universitarios y obreros, promotores de huelgas inmotivadas y de revueltas callejeras.
La historia no tardó en desenmascarar esa asonada, y en 1952 elevó al nivel de héroe nacional al presidente mártir, quien fue inmolado antes de cumplir 38 años. Villarroel fue el fundador de la logia Razón de Patria (Radepa), compuesta por jóvenes oficiales inquietos por el porvenir del país y no por suscribir acelerados contratos para recibir las comisiones habituales (como ahora). Ellos fueron militares de honor y de valor. Ese colectivo armado se nutrió de la teoría nacionalista y anticolonialista pregonada por Carlos Montenegro, Augusto Céspedes y Víctor Paz Estenssoro, para intentar en escasos tres años recuperar a Bolivia de la opresión de la gran minería, evasora de impuestos y masacradora de obreros; organizar el primer congreso indígena e instaurar una política externa independiente. Radepa también desafió a los imperios vencedores y a sus epígonos criollos que fraguaron, ya en 1944, documentación denunciando un imaginario putch nazi estimulado por la embajada alemana. La disuasión de la intriga provocó reacciones exageradas entre los mandos radepistas, que ordenaron el fusilamiento de algunos opositores al régimen. Esa medida, indudablemente desafortunada, sirvió para descalificar a Villarroel y a sus amigos, e inventar un catálogo de atrocidades inexistentes con el propósito de inseminar en el pueblo un sentimiento de odio hacia el Gobierno.
La pequeña historia registra muchos episodios acerca de los dramáticos momentos que culminaron con la muerte de Villarroel: la traición de José Celestino Pinto, ministro de Defensa; la indefectible lealtad de su edecán, Waldo Ballivián, quien junto al secretario privado Luis Uría de la Oliva también terminaron ahorcados junto al presidente. Por último, la terquedad de Villarroel de resistirse a abandonar el Palacio Quemado, manifestando su honda decepción por la incomprensión popular.
En 1958, 12 años más tarde, entable diálogo en Londres y Bruselas con Alberto Trujillo de la Barra, principal dirigente tripartito en la toma del Palacio, y con toda sinceridad me confirmó los detalles estratégicos que señalo más arriba, reconociendo la astuta manipulación foránea en aquella tragedia y la sinuosa conducta del PIR que terminó por coaligarse con gobiernos oligárquicos y dictaduras militares. Triste destino de quienes ligan su ejecutoria nacional a controles remotos que tienen ambiciones ajenas al interés nacional.

viernes, 10 de junio de 2016

Alvaro Puente, ex-jesuíta hoy asentado en SC, con valentía pregunta, porqué Bolivia no ha hecho nada en el caso del Plan Cóndor? y enumera uno por uno a los 6 involucrados en la criminal iniciativa de Pinochet. por cierto, permanece en el misterio esta actitud boliviana, es que militares y otros "poderosos involucrados en el mismo" tienen aún poder?

Nuestro presidente se proclama a diario antiimperialista. El peor insulto para sus oponentes es el de proimperialistas. Vive en guerra contra el imperio y le estremece hasta su recuerdo. Sin embargo, somos el único país del Plan Cóndor que no juzga, que no investiga, que no intenta limpiar lo sucedido. Argentina destrozó la Ley de Obediencia Debida y juzgó con dureza a sus criminales. Murió en la cárcel su general Videla y se sentó en el banquillo a cientos de acusados. En Chile, Pinochet partió antes de su condena, pero estaba en juicio con varios de sus secuaces. Uruguay y Paraguay, con distintos ritmos y tiempos, investigaron a sus dictadores y los juzgaron. En Brasil fue más difícil. Sus militares se habían parapetado fuertes, pero llegó al fin la Comisión de la Verdad.
El único de los seis países del Plan Cóndor que no ha hecho nada, el único que ha protegido a sus militares y dictadores, el que ha escondido a sus torturadores, es Bolivia. El que más antiimperialismo pregona, el que se presenta como el más ferviente revolucionario, es el único que protege aún a los que por orden del imperio mataron y torturaron a los revolucionarios de los seis estados del famoso plan. Bolivia es el único que mantiene secretos y a buen recaudo los documentos militares de la época. Es el único que se ha colocado del lado de los dictadores y los protege hasta el fin. Qué coincidencia.

Podrían comprenderse políticas del olvido y del perdón, si esa fuera la línea de conducta nacional. Pero la línea no es esa ni se le parece. La línea del criollo socialismo del siglo XXI, la línea de los antiimperialistas plurinacionales, es no perdonar jamás. Es la línea del rencor. Su justicia es instrumento para castigar con crueldad a los que no piensan, no dicen, no hacen lo que piensa, dice o hace el presidente. No se perdona a los independientes que han ganado elecciones en cualquier municipio o departamento. No se perdona al que cuenta los hechos que el Gobierno quisiera esconder. No se perdona al crítico ni al que piensa. No se perdona al que se niega a atar de rodillas los cordones de los zapatos del jefe. Solo se perdona a los dictadores que puso el imperio y solo se mima al Ejército que los entronizó.

No hay médicos en los hospitales. Faltan miles de maestros, de jueces, de policías. No hay un peso para apoyar a los inválidos ni para atender los desastres naturales. No se ha cambiado la producción ni se ha creado el nuevo país. Lo que incomprensiblemente sobra son los mimos y los millones para los militares del Plan Cóndor

lunes, 23 de mayo de 2016

conocí a Carlos muy jovencito, antes de salir bachiller amigo y c.c. de Antonio Dabura, el hermano menor de Jenny mi esposa. Carlos inteligente, brillante primer alumno del Colegio La Salle, por su prestancia y estatura hacía de "guaripolero entre agosto y septiembre" los tradicionales desfiles. amigo de su padre y sus tias, nos encontramos muchísimas veces, siempre respetuoso y enérgico. sus amigos dicen que heredó de Tadeo la rigurosidad y de su madre la bondad y la amistad. lo cierto es que cuidó poco su imagen y el masismo, con "agentes muy bien pagados en los medios" se encargó de rebajar su perfil. sin embargo Carlos sigue actualizado en política y en visión internacional.

El proyecto político regional con ínfulas de influencia mundial, organizado por Hugo Chávez y Fidel Castro, a partir de 1999, dirigido desde La Habana y Caracas, que llegó a controlar directamente Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y a influir sometiendo a casi todos los países latinoamericanos, a controlar la Organización de Estados Americanos (OEA), a impulsar proyectos en toda la región, a recrear el castrismo, terminando con la democracia e instaurando las dictaduras del siglo XXI, está en un acelerado deterioro y camino a su inevitable mal fin.  Se está consumiendo por sus propias plagas: estatismo, centralismo, corrupción, crisis económica, falta de libertad, manipulación, dictadura, perpetuidad, impunidad, narcotráfico…
La gran riqueza petrolera venezolana, potenciada por el alza de los precios internacionales, fue sin duda la herramienta principal de arranque y sostenimiento del proyecto que terminaría llamándose socialismo del siglo XXI.  Si queremos resumir en una palabra la razón de los éxitos de Hugo Chávez, esa palabra es “dinero”,  tanto (dinero) que superó por mucho la influencia de la primera potencia mundial, a quien desplazó de la región, le quitó presencia política y la arrinconó en la OEA, configurando un escenario que ni siquiera la Unión Soviética, como potencia mundial, hubiera pretendido. La otra herramienta fue el aporte de Fidel Castro con su organización política dictatorial y su ajuste histórico al foquismo electoral fundado en movimientos populistas seudo democráticos con el dinero de Venezuela.
Cumpliendo el principio marxista de que “toda relación humana es económica”, todo fue bien mientas hubo mucho dinero, pero la pésima gestión de economía populista, estatista y centralista, totalmente anti histórica, dejaron al socialismo del siglo XXI sin su encanto principal, sin dinero, sin prebendas, sin los chorros de barriles de petróleo o de regalos, o de acuerdos bien lubricados con casi todos los gobernantes latinoamericanos. Unos años de optimismo, propaganda y desenfreno dejaron muchas deudas, malos proyectos, mucho descontento y más pobreza en los países donde mayor control lograron los caudillos adoctrinados por el castrismo. Lo vemos hoy.
El Foro de San Pablo, al que se atribuye el fundamento ideológico y de penetración en la región, resultó mostrándose como un mecanismo de corrupción transnacional, cuyos excesos llevaron a los grandes escándalos de corrupción que hoy vive Brasil, a la caída y vergüenza del partido de los trabajadores, a la condición de acusado a Lula da Silva y al impeachment de Dilma Rousseff. La corrupción en cada uno de los países del socialismo del siglo XXI, solo se disimula con el control total de la prensa, la represión política por medio del poder judicial controlado por el Gobierno, políticas de miedo, acciones dictatoriales y más corrupción. Se trata de una situación que ni Castro, ni Maduro, ni Correa, ni Morales, ni Ortega ya pueden ocultar, porque ellos y sus entornos son nuevos ricos frente a sus pueblos cada vez más pobres y dependientes, a los que ofrecieron liberar.
Usaron y usan la libertad y la liberación en su propaganda, pero cada año han incrementado progresiva y sostenidamente la violación a los derechos humanos y a las libertades fundamentales. Periodistas y opositores perseguidos, presos y exiliados, abogados presos, empresarios con sus bienes confiscados, indígenas con sus territorios avasallados, el aparato productivo destrozado o en camino de perecer, profesionales desplazados por la presencia cubana, fuerzas armadas intervenidas, tributos encubiertos a Cuba como pagos de servicios por actividades como la agricultura en las que la dictadura ha fracasado desde hace años. Las libertades individuales sometidas y los estados de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua funcionando desvergonzadamente como colonias políticas de La Habana mientras se llenan la boca de “anti imperialismo”.
Liquidaron la democracia y creyeron que con elecciones manipuladas podían sostener la farsa de ser dictadores y presentarse como presidentes. Hace años que en ninguno de estos países se cumple ni existe ninguno de los elementos esenciales de la democracia, obligatorios por la Carta Democrática Interamericana. La nota característica del establecimiento de las dictaduras ha sido la manipulación para permanecer indefinidamente en el poder.  Los gobernantes de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, y Nicaragua no quieren dejar nunca el poder y cuando parece que sí, inventan otra trampa hasta llevar al pueblo a la confrontación, como pasa hoy en Venezuela y no tardará en suceder en el resto.
La corrupción protegida por la impunidad. El narcotráfico es parte de esa corrupción y no lo disimulan porque han llegado al extremo de sostener como política que “la lucha contra el narcotráfico es una acción del imperialismo”, un mecanismo de dependencia.... mientras incrementan los cultivos de coca, la producción y tráfico de cocaína desde niveles que los ha hecho ser llamados “narco estados”.  Las plagas del socialismo del siglo XXI son estas y más.  No hay cuerpo ni pueblo que las resista y menos en tiempos de la revolución tecnológica y comunicacional.  Por eso se están consumiendo por sus propias plagas, pero a costa del sacrificio de sus pueblos.  Hoy ya no se discute el resultado, solo el tiempo.
*Abogado y Politólogo. Director de Interamerican Institute for Democracy

miércoles, 4 de mayo de 2016

compartir el exilio en Buenos Aires con Alfredo Obando Candia fue una experiencia enriquecedora. conocer sus criterios sobre temas como "la drogadicción", la "corrupción" "el contrabando de armas" y la politiquería barrientista, me dieron tema para largas meditaciones y profundizar en campos vitales para mi formación política.

pasé mis primeros 180 dias de exiliado del dictador Luis García Meza en Buenos Aires, donde por esas ironías del destino y gracias al Embajador Eufronio Padilla, pude compartir muchos dias de fraternidad en la casa del diplomático, su digna esposa y oh! casualidad con el primo de ambos, Alfredo Obando Candia quién al regresar de Madrid con destino a La Paz, fue cordialmente interceptado por Eufronio, "mira Alfredo, lo mejor por tu propia seguridad es permanecer en Buenos Aires hasta tener unas indicaciones de La Paz, y la garantía mínima de tu resguardo personal" Obando Candia, un hombre lleno de bondad y de paciencia, aceptó de buen grado el consejo de su pariente. Mientras Elsita su esposa había adelantado el paso, presentándose en la sede de Gobierno y tomando el control de la casa que ambos poseían en la zona de San Jorge.

aproveché el tiempo "perdido" del exilio, mientras yo mismo esperaba una resolución del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, y la respuesta a mi solicitud de asilo en un tercer país. me puse de acuerdo con el General, ex-presidente de la Junta Militar de Gobierno y ahora mismo ex-embajador de Bolivia en Madrid.

en pocos dias nació una profunda amistad compartida por el aciago destino común de un exilio inexplicable, mientras el diplomático había escrito al Palacio de Gobierno via diplomática pidiendo una confirmación de mi condición de expulsado de Bolivia. mientras la respuesta demoraba bastantes semanas, don Alfredo y mi persona, acudíamos a nuestra cita diaria, a veces para almorzar juntos en casa del Embajador, otra para disfrutar de interminables tertulias sobre apasionantes temas de la política boliviana, merced a la nutrida información de Clarin y La Nación los principales de Argentina que todos los dias, traían noticias de Bolivia y de la acción de "los revolucionarios militares" que se habían tomado el poder el 17 de julio de 1980 "para siempre jamás" como declaró García Meza, porque se produciría "una inédita revolución con al menos 20 años luz".

"Mauricio. toc, toc, toc" llamaba el General Obando a la puerta del hotelito que me albergó por esos dias en Suipacha y Corrientes, a menos de 100 metros de un edificio en cuyo interior vivió el padre del Che Guevara durante varios anos. "Ya voy, General, ya voy" y a los pocos minutos con la barba algo crecida me reunía con el meritorio militar descendíamos los dos pisos y ya en Corrientes nos llegábamos hasta la esquina próxima. Un café muy famoso y concurrido y dale que dale, horas de tertulia, relatos, experiencias, e historias vividas especialmente por el viejo general, tan lleno de sabiduría y de vivos recuerdos, algunas de esas historias están narradas en mi libro "Gotemburgo Destino Final" que es una especial de film, muy ágil, sobre aquellos 180 dias en Buenos Aires.

hoy quiero ocuparme de un tema que curiosamente retorna a la actualidad en la política boliviana y es "compartir las Fuerzas Armadas, el monopolio de las armas en este caso con los sindicatos mineros que expresan apoyo al autocrático Evo Morales, quién sin duda desconoce la historia que paso a describir como algo real, vivido por el pueblo boliviano y experimentado por los uniformados.
(sigue en texto dos. "Obando se opone a la idea de Fuerzas Especiales de Barrientos.)