Páginas vistas en total

sábado, 20 de mayo de 2017

admiro la claridad con que Humberto ve el final juntos del castrismo, del chavismo, del ss21 y por supuesto, el futuro del mismo que terminará en un tonel de basura, papeles inservibles que contarán su historia, la de una quimera que pudo ser, pero que no fue...y el derrumbe de todo un sistema sostenido "artificialmente".





El futuro del socialismo

Humberto Vacaflor Ganam

Dice un informe de El País de Madrid que la “revolución cubana” depende ahora, de vida o muerte, de seguir recibiendo el petróleo de Venezuela. Maduro no puede admitir el fracaso del chavismo y llamar a elecciones porque, al hacerlo, estaría decretando que la gestión de Fidel Castro fue un fraude.

Conforme se hace más insostenible el régimen de Maduro, se reducen los envíos de petróleo a la isla. La semana pasada no eran 100.000 los barriles diarios que recibía el gobierno castrista (la mitad de los 200.000 prometidos por Hugo Chávez) sino solamente 40.000. Racionamiento de gasolina y una reducción de 97% en las exportaciones de derivados del petróleo, dice la ONU.

Esta especie de chantaje ha costado hasta ahora, nada más que en dos semanas, más de 50 muertos en Venezuela. Lo que lleva a poner en un plato de la balanza el “prestigio” del socialismo cubano y en la otra la vida de los ciudadanos.

Sería casi absurdo proponer que, entonces, en vista de que la vida de muchos venezolanos depende de la provisión segura de petróleo para Cuba, se defina qué es lo más importante: si la “revolución” o la vida de la gente.

La OLADE (Organización Latinoamericana de Energía) podría proponer a la región una especie de aporte voluntario para dotar a Cuba del petróleo que la isla necesita para seguir presumiendo que tiene una revolución, a cambio de que Maduro deje de matar a los venezolanos. Oro negro a cambio de sangre venezolana.

La OEA podría dejar de emitir declaraciones y comenzar a pedir a los países miembros que se comprometan a aportar con petróleo para que esta farsa se mantenga, pero con la condición de que Maduro llame a elecciones y que los venezolanos tengan el gobierno que quieren, en lugar del adefesio sanguinario que tienen ahora.

Lindo final para una historia que comenzó en Rusia hace cien años. El socialismo es muy costoso para los pueblos. Encumbrar a líderes que luego se desenmascaran como simples ladrones y buscan iniciar, cada uno de ellos, una autocracia o unas monarquías hereditarias, como las de Corea del Norte o Cuba.

Al final, el poder resulta el peor enemigo de los pueblos. Quienes lo buscan quieren acabar con la libertad.

sábado, 13 de mayo de 2017

esa manía de Evo de mentir (ama llulla) de decir medias verdaderes, de contar medias historias. una verguenza que le digan que falta a la verdad. que debería llamar a las cosas por su nombre. en su afán de ningunear a Mesa y rebajar su nombre, miente, miente, miente (llulla runa)


Mesa responde a Evo: Nunca entró en vigencia Ley que da inmunidad a soldados de EEUU

El expresidente Carlos Mesa negó este viernes que durante su gobierno haya aprobado una ley de inmunidad para funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, tal como refirió el presidente Evo Morales, a quién el exmandatario le recomendó que “es hora de apegarse a la verdad”.
Foto de archivo (Internet)

Mesa responde a Morales: Nunca entró en vigencia Ley que da inmunidad a soldados de EEUU

Filemón Escobar, aludido por Morales, calificó su acusación de “canallada”.
La Paz, 12 de mayo (ANF).- El presidente Evo Morales afirmó este viernes que un día como hoy en 2004 el senado del país aprobó la inmunidad para soldados estadounidenses, hecho que significó “un atentado contra la soberanía” del país. El expresidente Carlos Mesa, jefe de Estado en ese entonces, le pidió a Morales que no insista en una afirmación que se aparta de la verdad.

El Primer Mandatario también se refirió al exsenador Filemón Escobar, de quien dijo fue “cómplice de esa traición a la patria” junto a los senadores de derecha. Escobar calificó la afirmación de Morales de “canallada”.

Mesa explicó que el hecho denunciado por Morales nunca ocurrió, y que lo que busca a fuerza de repetirlo cada vez es achacarle esa “responsabilidad”.

“En mayo de 2004, en efecto, y como producto de un proyecto de Ley de la anterior administración, el Senado consideró y debatió la citada norma. Tras su debate, aprobó ese proyecto que pasó a consideración de la Cámara de Diputados. En la Cámara Baja el resultado del debate fue contrario al contenido de la Ley y sus potenciales consecuencias. El proyecto fue rechazado y por tanto, el citado proyecto no fue sancionado”, refirió Mesa en su blog.

El también vocero de la causa marítima señaló que para que una Ley tenga vigencia se requiere primero su aprobación en las dos cámaras y su consecuente sanción. Segundo, que una vez sancionada sea promulgada por el Presidente. “Tal cosa no ocurrió, la Ley no fue sancionada por el Congreso y, por tanto nunca fue puesta a consideración para que yo la promulgase”, remarcó.

El exsenador Escóbar, que pertenecía a la bancada del MAS, recordó que ese día la bancada de senadores de su partido estaba reunida en su despacho, cuando fueron informados que había sesión, y cuando acudieron ya era tarde, “ya se había aprobado el permiso”.
“Y a los pocos minutos el Evo comete el grandísimo error de su vida, de acusarme de haber recibido medio millón de dólares, de haber repartido en los baños del senado a 50 mil dólares a los otros senadores”, señaló a ANF.

Dijo que, junto a los otros legisladores, demostró lo contrario en el senado, y que el presidente de la Cámara Alta, Hormando Vaca Diez, “se negó a aceptar semejante acusación”.

“Denunciamos los ocho senadores, y que el Evo se disculpe de semejante canallada, quién cree que soy yo, carajo”, apuntó.
Carlos Mesa indicó que su gobierno no tenía posibilidad alguna de influir en los parlamentarios, “pues como todos saben carecía de una bancada propia, y cuando un grupo de congresistas nos respaldó, estaba muy pero muy lejos de acercarse siquiera a formar una mayoría”.

“Que alguien que no formó parte de ese proceso pueda afirmar algo erradamente es entendible, pero sorprende que el Presidente insista una y otra vez en una afirmación que se aparta de la verdad, cuando él mismo era diputado nacional en esa legislatura y sabe perfectamente que el citado proyecto de Ley nunca fue sancionado por el Poder Legislativo y nunca entró en vigencia inmunidad alguna en favor de militares de los Estados Unidos en nuestro país”, remarcó.

Mesa dice a Evo Morales: ‘Es hora de apegarse a la verdad’

Niega concesión de inmunidad a norteamericanos.
El expresidente Carlos Mesa negó este viernes que durante su gobierno haya aprobado una ley de inmunidad para funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, tal como refirió el presidente Evo Morales, a quién el exmandatario le recomendó que “es hora de apegarse a la verdad”.

Morales en un discurso en Cochabamba recordó este 12 de mayo, como un día histórico porque en 2004  junto a su bancada opositora del MAS, habría impedido que la ley se aprobara en la Cámara de Diputados.
A través de su cuenta twitter, Mesa respondió que el Congreso de ese año no aprobó ninguna ley de inmunidad porque la Cámara de Diputados la rechazó y para que una ley tenga vigencia, debe ser aprobada por ambas cámaras, hecho que nunca ocurrió.

Recordó además que su gobierno no tenía posibilidad alguna de influir en Legislativo porque carecía de una bancada propia y cuando recibió el apoyo de algunos legisladores, estaba lejos de construir una mayoría en el Congreso.

“Que alguien que no formó parte de ese proceso pueda afirmar algo erradamente es entendible, pero sorprende que el Presidente insista una y otra vez en una afirmación que se aparta de la verdad, cuando él mismo era diputado nacional en esa legislatura y sabe perfectamente que el citado proyecto de Ley nunca fue sancionado por el Poder Legislativo y nunca entró en vigencia inmunidad alguna en favor de militares de los Estados Unidos en nuestro país”, afirmó Mesa.

viernes, 12 de mayo de 2017

ahora que está fuera de la Cancillería y tiene "menos redactores" se puede advertir la ignorancia de Choquehuanca como lo pone de relieve Erika Brockmann en el tema de Derechos Humanos. aunque la sapiencia de Erika nos hace ver otras aristas.


DDHH: Confusiones, paradojas y retrocesos


Erika Brockmann Quiroga

El excanciller David Choquehuanca ha señalado que en Bolivia no es necesaria la continuidad de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), debido a que se implementó una democracia participativa con la que se superaron muchos temas al respecto. Esta declaración refleja ingenuidad y confusión conceptual de quien, durante 11 años, lideró la política exterior del país y cuyo entorno pachamamista llegó a calificar los DDHH como herencia colonial e individualista de Occidente.

Choquehuanca se equivoca al asociar la democracia participativa con el cumplimiento del catálogo de derechos constitucionalizados cotidianamente pisoteados. Doble paradoja cuando el presidente intenta desconocer los resultados de un evento de la democracia participativa, como el 21-F. Basta evocar la declaración de un vocero gubernamental en sentido de que la Defensoría del Pueblo es un instituto innecesario por cuanto el pueblo ya es Estado, simbiosis equiparable a la lógica fascista de poder estatal. Se presume que Evo y sus amigos están vacunados y libres de toda tentación autoritaria. Esta confusión refleja la fetichización del Estado (estatolatría), de las leyes y de designios corporativos.

En la otra orilla, los exdefensores del pueblo coinciden en lamentar que la salida de la Oacnudh es un retroceso y que profundizará el vacío sobre los DDHH y la indefensión ciudadana contra las prácticas cada vez más autocráticas, estas últimas advertidas como riesgo por una reciente misión del Parlamento Europeo.

Es función de la Oacnudh brindar cooperación y asistencia técnica, velar por que las políticas y la normativa legal incorporen el enfoque de los DDHH, elaborar informes y formular recomendaciones a las autoridades. Si de leyes se trata, Bolivia podría encabezar el Record Guinness en la enunciación de derechos que a la vez incumple flagrantemente. El abismo entre leyes y discursos respecto a la realidad es profundo. El avasallamiento a los pueblos indígenas minoritarios de tierras bajas y poblaciones vulnerables fue patentizado en Chaparina y en la represión de personas con discapacidad. Ejemplos sobran.

La ambigüedad recurrente es uno de los rasgos distintivos de las autocracias populistas del nuevo siglo. La vulneración de derechos opera con base en una estrategia gradual que, al principio, seduce para terminar ampliando el umbral de tolerancia hacia tanto atropello. No otra cosa significa el aplauso a medidas cautelares contra víctimas de juicios que nunca debieron iniciarse. Es como el huevo de la serpiente que evocara Igmar Bergman. Al final resulta incontrolable. Cuando ello ocurre, organismos internacionales como la Oacnudh caen en la impotencia y la censurable inoperancia.

viernes, 5 de mayo de 2017

Jimmy Ortiz severo en la información considera que con la declaración de García Linera "hemos obtenido una victoria militar" cerró el MAS un ciclo de la democracia e inició otro del autoritarismo y fue con sangre, fue un evento de terrorismo de Estado "matar y hacer atar a su propia gente" como una forma vil de gobernar. El Deber, SC


Porvenir, cerco a Santa Cruz y victoria militar

La masacre de Porvenir y el cerco a Santa Cruz marcaron con sangre la historia reciente de Bolivia para cumplir la máxima arcaica, propia de espíritus poco evolucionados: “La historia se escribe con sangre”, expresión que implica desprecio por la concertación civilizada y la vida humana. En Porvenir (2008) fueron asesinadas 15 personas (EL DEBER, 13.03.17), entre campesinos, funcionarios de la ex-Prefectura de Pando y un pastor evangélico. La muerte de los primeros fue ‘vengada’ con un juicio político contra Leopoldo Fernández; la muerte de los defensores de Pando y del pastor evangélico quedó impune. 

En el cerco a Santa Cruz (septiembre de 2008) fueron asesinados el profesor Pedro López, de Portachuelo, y Edson Ruiz, unionista de La Guardia, muertes que también quedaron impunes. Los cruceños, conocedores de la estrategia usada en Porvenir, no respondimos la provocación. “2008 fue el año de mayor tensión entre el Gobierno del MAS y la oposición, aglutinada en cinco departamentos: Santa Cruz, Beni, Tarija, Pando y Chuquisaca, en un bloque al que se denominó la media luna. La consigna opositora era la conquista de la autonomía a lo que las autoridades se oponían” (EL DEBER, 13.03.17).

Estos dos eventos, cuya continuación fue el montaje Rózsa-Soza, fueron en realidad uno solo: el descabezamiento de la oposición democrática, que tenía contra las cuerdas al Gobierno. Fue un verdadero acto de terrorismo de Estado, no una ‘victoria militar’ como se denominó, con una visión terrorista de la política. Matar y hacer matar a su propia gente, para conseguir su objetivo, es una vil forma de gobernar.

A partir de ese momento, y consumada la derrota militar de la democracia, apareció el país que hoy tenemos. Un país donde la judicialización de la política ha generado la mayor cantidad de exiliados de la historia boliviana, con presos políticos, sin seguridad jurídica, con una endeble libertad de prensa y altos niveles de corrupción. En suma, una democracia de pliqui, un pálido reflejo de la verdadera democracia, la democracia de la Carta Democrática Interamericana de la OEA.


martes, 2 de mayo de 2017

ternura, mucha ternura en este texto dedicado a Carlos Valverde, su padre político bien conocido de Falange opuesta al MNR. Valverde fue rebelde dentro de su partido y una figura algo controversial, aunque su honestidad siempre ha sido reconocida y su integridad. ayuda a conocer a ese gran hombre de la reciente historia camba.


Feliz Cumple, papito

             
Carlos federico Valverde Bravo

No se qué año nació… (tarde y sin sentido, para llamar y preguntar) … lo importante es que nació e hizo historia; escribió parte de ella . Nació un 2 de mayo; y fue bueno que haya nacido… porque debe ser uno de los 3 cruceños más importantes en la construcción de la Santa Cruz en la segunda mitad del Siglo XX; cualquier año, cualquier tiempo de esos 42 años tiene algo de él; el Siglo XXI también, pero, evidentemente, menos.

Acaso tenga que ver con lo que fue e hizo, el haber nacido un día después de la muerte (muchos años después, por supuesto) de su antepasado más celebre, Andrés Ibañez. Seguramente alguien dirá que son casualidades y no detalles, a lo mejor es así… pero recuerdo que ese nombre: Andrés Ibañez ha estado en mi casa desde siempre, ha sido muy familiar, mucho antes de que a alguien se le ocurra “ponerlo de moda”.. pero, no es de Andrés Ibañez de quien quiero escribir.. sino de mi padre, Carlos Melquiades Valverde Barbery… (Melquiades, por Carlos Melquiades Barbery, casado con Leocadia Ibañez, creo que hija de Andrés Ibañez ) cuyo año de nacimiento, reitero, no lo se… como tampoco recuerdo muy claramente el año que decidió irse de este mundo… un mes de septiembre… de eso si lo recuerdo porque lo primero que dije, tras de ello… fue que… se fue en su mes preferido, por muchas cosas de él…

Carlos Valverde Barbery … nuestros primeros años no fueron muy cercanos… nos llevó a Brasil, donde salió exiliado, por allá por los años 60, del pasado siglo, trabajó en una fábrica de “chompas” (no recuerdo si era de él, creo que si… se que una vez se cortó la mano en una de esas tejedoras y que sangraba mucho… yo tendría unos 4 o 5 años. Se que un día no estaba más allá… no recuerdo cómo fue su ida a santa Cruz, recuerdo que vivimos en 2 casas diferentes … un tiempo vivimos en un sótano… recuerdo todo aquello con mucha claridad eso… como recuerdo que en la segunda casa, cuando llegaron mis abuelos a vivir con nosotros, él ya no estaba…

… él no estaba, pero estaba su recuerdo… y lo que entendíamos como una aventura (los queridos primos de cariño, los Melgar Cuellar estaban con nosotros, igual que nuestros abuelos, Dora y Crisanto, que llegaron despues, se me antoja que los conocí allá, en Sao Paulo)… mi padre era el guerrillero del Alto Paraguá… y, por supuesto, todos jugábamos a las guerrillas… él era una especie de héroe… el Comandante… era un juego, claro que si… algunas veces vi a Mamitita, mi madre, llorando por ahí, escondida… seguramente eran las malas noticias o, tal vez… sólo desahogo de la tensión… no es ese el tema tampoco
El tema es él… a quien casi nunca nombro… porque? No lo se, supongo que no preciso… pero nombrarlo o no, no es el quid del asunto porque tuve, tuvimos la suerte, todos nosotros, de haber tenido una buena relación con él… no tengo qué reclamar y creo que él tampoco tuvo qué reclamarme… dijimos y dimos todo… siempre… no hay algo que falte en la relación y, lo que es mejor, tampoco en contra… de manera que si no lo nombro, si no hablo de él es porque no sale… simplemente por eso…

Valverde … vaya carga y nombre de presentación nos dejó… debe haber sido el año 1965, cuando entré a la Escuela Obispo Santiesteban, el viejo y querido “Seminario” cuando entré a 3ero de primaria y el primer dia de clases la señorita Sara Torrez me presentó al curso … es un compañero nuevo… Carlos Valverde… una cosa así… y me miraron los chicos y listo, no hubo protocolo… porque no correspondía, no les interesaba tampoco hacer aspavientos… pero ahí viene mi primera referencia de él… Egüez, mi compañero de pupitre (eran dobles, de madera de verdad, muy viejos y pesados) me preguntó, abriendo los ojos lo más grande que pudo…

– vos sos hijo del guerrillero? … supongo que la pregunta no la aprecié como cada vez que recuerdo el momento… fue la primera vez que vi una cara de admiración

– si, – respondí… – sin entender la importancia de la pregunta…


En el recreo muchos me miraban… yo era el hijo del guerrillero… a mi no me pareció, en ese momento, nada especial… yo lo sabía, siempre lo supimos… no era novedad, era natural, mi madre nunca nos ocultó los hechos… para mi no era algo excepcional, para la gente, post Gobierno de la Revolución Nacional, que en Santa Cruz dejaba Ñanderoga, Pozo de las Liras, que dejaba Terebinto, era mucho; a nivel nacional Curahuara de Carangas, el campo de concentración del gobierno de la Revolución, estaba en la memoria cercana de la gente; en Santa Cruz no había cómo no se hable de ello…

Esto de mi amigo y compañero Egüez (lo perdí de vista en los 80 o 90, siempre tenía una sonrisa en la cara y era un buen tipo, un hombre alegre) lo recordé hace algunos años… seguramente porque ahí ligué en mis recuerdos a ambos, en función a él, a Carlos Valverde Barbery…

No lo recordaba, pero creo que ahí comencé a descubrir quién era él, el guerrillero, para los muchachos una especie de héroe; para los otros, desde líder a hombre que se ganó su respeto, con sus fantasías, con cientos de historias y anécdotas, algunas sin explicación y otras muy ciertas… tan ciertas como que él fue el Comandante de una gesta política sin precedentes en el país; el año 1964, en el Alto Paraguá, en el departamento de Santa Cruz; y, muchos años después me enteré que también en Apolo al norte de La Paz, los falangistas llevaron adelante guerrillas que contribuyeron, grandemente a la caída del Gobierno de la Revolución Nacional (seguramente alguien dirá que no debo llamar así al “doble sexenio”, como decían antes los falangistas, pero, la vida me enseñó que esa fue una revolución; por supuesto que con sus sombras y sus violencias, pero, una revolución).

Así conocí a Carlos Valverde Barbery… supe quién era gracias a otras personas… me agradaba ver llegar a la gente a mi casa a verlo… a comer, hasta a pasar las navidades; vivimos, vaya paradoja!!! en lo que fue el Comando político de Rubén Julio Castro, líder del MNR, por varios años (tengo una hermosa amistad con esa familia, con quienes nos criamos como hermanos, con Buby y Rubén).

Valverde… desde esa llegada a Santa Cruz, a fines del 1964, lo vi hacer cosas; heroicas, valientes, decididas… siempre comandando, siempre enfrentando lo que debía enfrentar… me agradaba contar los afiches de su candidatura a Senador – fue el Senador que más proyectos presentó y a quien se le aprobaron más leyes, durante su gestión como Senador (y fue un destacado Diputado, luego, pero, esa es otra historia ). Recuerdo que para las elecciones del 65 nos mandaron al campo, a La Esperanza; todos los muchachos al campo, las elecciones en ese tiempo eran violentas; las previas, es decir las campañas se hacían a puñetes y patadas o a tiros… eso era así… ni bien ni mal… esos eran los tiempos que corrían y eran pocos los que reculaban… él no…

El nunca reculó a lo que debía hacer… escribía sus proyectos, los consultaba; Ingenieros, Médicos, Abogados pasaban por la casa, siempre; los escribía, corregía y aprendía y se los daba a mi madre para que se los escriba a máquina (seguramente no se le había ocurrido tener una secretaria) … era una máquina de trabajar y de investigar… escribía a mano, con una letra de mierda que no le entendía ni siquiera él, pero mi madre si…

Carlos Valverde Barbery era un hombre muy culto… le agradaba conversar de historia, la Revolución Francesa lo apasionaba al igual que la Revolución Rusa del 17; o las gestas libertarias sudamericanas; Bolivar, Sucre, San Martín, “los Domingo”, le fascinaba el Colorau Mercado. Andrés Ibáñez y el Federalismo estaban en su cabeza desde siempre… pero en ese tiempo era nacionalista y si bien ya hablaba de Federalismo esta no era su principal lucha. Fue constituyente el 1966, logró que se impongan los artículos 108,109 y 110 en la Constitución del ´67, que se referían a la Descentralización… lo que significa que fue hombre de procesos… pero… no busco hacer una referencia política de él, sino que me dio ganas de escribir de él… y, claro… dejó ejemplo en conducta; siempre dijeron que era loco, irresponsable, valiente, decidido y, todos reconocieron su honestidad y su honradez… ese tal vez, en la casa, fue el rasgo más definidor: mi padre fue un hombre honesto y honrado… reconocido por todos… de manera que supongo que hay harto para escribir de él… supongp que deberé animarme alguna vez.

De las pocas veces que pudo llevarnos (a Jorge Arturo y a mi y a mi madre) a algún lado… como al estadio, a ver a Pelé… tengo buenos recuerdos… nos llevaba al campo y allá nos enseñaba a disparar revolver y arma larga (corrían los años sesenta… no había padre que no lo haga).Los días de desfile patrio o departamental, nos llevaba a la Pascana a tomar helados (Banana Split)… gracias a él conocí a la Dra Elfy Albretch, al Dr Melchor y a su familia… conocí a gente importante, al Mariscal Bernardino Bilbao Rioja, héroe del Chaco, a Gonzalo Romero, al Dr Mario Gutiérrez … más tarde, a Victor Paz Estenssoro; por él tuve el privilegio de que más grande, las puertas se abran con menos dificultad; él no tenía enemigos personales, en realidad tuvo uno, pero, esa es otra historia, porque llegaron a tolerarse, aunque se me antoja que se hubieran atrevido a darse un par de sopapos, como se tiraron tiros, a fines de los 50 o 60´s … o cuando por allá, en tiempos de oposición sesentera, se peleaban en la Plaza con los barrientistas (una especie de lumpen movimientista); hay que entenderlo, esa fue la carga de los años 50´s … eso pasó en todos lados, no tenía porqué no pasar en Bolivia.

Quise escribir porque si… tengo la suerte, lo repito de que entre él y yo no quedó nada que no se haya dicho, de manera que esta no es una especie de disculpa (además, él no la va a leer) Mi padre… fue un buen padre… a su modo (padre de los años 50, como yo le decía… de la cultura de la post guerra del Chaco; una generacion muy golpeada, vencida, con sus cargas, al final lo aceptó como un hecho sociológico), presente cuando las circunstancias así lo marcaban… y creo que yo fui un buen hijo… a mi modo también… pero buen hijo… una de mis mayores satisfacciones como hijo y en el oficio fue entrevistarlo en mi programa Memoria Activa… y tuve la alegría de acompañarlo en más de una conspiración contra Banzer, Pereda, Padilla… lo vi saltar de un avión en carreteo… porque así era él… estuvimos juntos en la toma del Campo Tita, fuimos presos juntos en tiempos de dictadura (García Meza)… conspiramos con Lucio Añez en más de una oportunidad para derrocar a García Mesa, después de salir de Tita (él estaba clandestino)…. fue bueno ser su hijo… es bueno ser su hijo (no dejo de serlo, aunque tenga 60) … una vez fui a la población de Florida, allá por el Paraguá, y un señor muy viejito me confundió con él… – volvió doctor – me dijo… el hijo del señor me explicó : “lo confundió con su papá”; él era de los que colaboraba con la guerrilla del Paraguá … Lo recordaban… pasaban 30 años y lo recordaban… con el hijo hablamos de ese tiempo.

Fue bueno… claro que si… desordenados lo recuerdos? Claro que si, no hice un esquema ni pensé qué debía escribir… sólo lo hice… esa es otra suerte, lo vi escribir a él siempre… y yo escribo siempre, aunque no publique, escribo… creo que aprendí, con él, mucho más de lo que recuerdo y eso está bien… supongo que en algun momento deberé sentarme a escribir sobre él, en serio… no porque se lo deba, sino que es correcto, así cierro el proyecto que teníamos con Jorge Arturo, de hacer algo de eso…

Supongo que habrá tiempo de escribir… se que un día como hoy… le hubiera dicho feliz cumpleaños papito… lo hubiera abrazado y besado como hice toda la vida (como hacía él si llegaba) … gracias hijo, hubiera dicho él… y con seguridad me hubiera preguntado algo de política… ese era él… la política primero… no en vano decía: La plata se hizo para hacer política… si sobra, se come… y lo hizo, menos mal que mamitita estaba ahí… pero, esa es otra historia …

Feliz cumple… te hubiera dicho… hoy, 2 de mayo, gracias hijo, me hubieras dicho y preguntado… viste lo que hizo? …

jueves, 27 de abril de 2017

la historia se repite. 2003 en Bolivia, 2017 en Venezuela el pueblo sale a pedir adelanto de elecciones, aunque por diversas causas en Bolivia por sedición en Caracas por hambre y falta de medicinas, de seguridad, de intranquilidad total. quisieron adueñarse de la maquinaria para reproducir el poder.


Bolivia-Venezuela: 2003-2017



Ayer sumaban 29 los muertos en las revueltas de Venezuela, donde se incrementa el clamor popular para que el presidente Nicolás Maduro convoque a elecciones generales y se pueda superar la crisis política que atraviesa el país y que amenaza con derivar en una crisis humanitaria de la gravedad de las que suelen sufrir las naciones subsaharianas.

Por las características de la situación, a los bolivianos nos recuerda lo ocurrido en octubre de 2003, cuando el levantamiento de diversos sectores sociales terminó con el mandato del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. Es curioso que los mismos actores que hace 13 años reclamaban el cambio, hoy salgan a defender la continuidad de un régimen que está matando a su pueblo...de hambre y a balazos.

Pese a las semejanzas entre ambas realidades, las demandas de octubre lucen como una frivolidad en comparación con las quejas de los venezolanos. Recordemos que en el 2003 Bolivia comenzaba a visualizar el auge económico producto de los años de expansión económica “neoliberal”, del incremento de las inversiones extranjeras, de la vilipendiada capitalización y de la reactivación que surgió tras el largo periodo de cinturones ajustados que nos obligó a vivir el derroche de las dictaduras y posteriormente el desorden izquierdista de la UDP.

En el 2003 comenzaban a subir los precios de las materias primas, se expandían los mercados y el nivel de vida de los bolivianos también daba signos de mejoría. No hay que perder de vista que la gran motivación de los que derrocaron a Sánchez de Lozada fue el destino de los crecientes recursos del gas y el detonador de las protestas fue la posibilidad de exportar gas a través de los puertos chilenos, factor que desató la ira chauvinista.

Fue el momento crucial para despertar los apetitos políticos de los que querían apropiarse del aparato institucional del país, pero principalmente, para adueñarse de la maquinaria económica que ha servido única y exclusivamente para reproducir el poder de quienes pretenden perpetuarse. La historia nos ha demostrado que los demás elementos de la “plataforma revolucionaria”, como la Asamblea constituyente, el indigenismo y la inclusión, fueron simples artículos de utilería de un montaje teatral que se cae a pedazos.

Hoy los venezolanos están luchando por alimentos, por medicamentos, por no ser asesinados en las calles, para que un país que un momento tuvo la misma riqueza que Suecia no termine como Somalia o Haití. Nicolás Maduro no está defendiendo un sistema constitucional, sino un esquema dictatorial que ha llevado al país a los más altos niveles de corrupción, narcotráfico e inflación. La gente no sale a las calles a derrocar a un gobierno, sino para evitar que el chavismo siga destruyendo el Estado, la economía y las más elementales garantías constitucionales. En el 2003, nuestros actuales gobernantes supuestamente lucharon por más democracia, hoy defienden abiertamente una tiranía.

Por las características de la situación venezolana, a los bolivianos nos recuerda lo ocurrido en octubre de 2003, cuando el levantamiento de diversos sectores sociales terminó con el mandato del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.


lunes, 24 de abril de 2017

Carlos Sánchez profundiza en la temática Venezuela, llega a la conclusión que la lucha de su pueblo no es simplemente contra el chavismo representado por Maduro, sino contra el imperio castrista aferrado a recibir el petróleo casi sin costo a cambio de asesorar con "su inteligenzia" al tirano sanguinario y cruel.


Venezuela, última trinchera del imperio dictatorial castrista


Carlos Sánchez Berzaín*


El enemigo real del pueblo venezolano es la dictadura cubana que tiene subordinadas a las dictaduras del socialismo del siglo XXI
La extraordinaria lucha del pueblo venezolano por recuperar su libertad hubiera tenido éxito hace mucho tiempo si se tratara solamente de una confrontación interna entre venezolanos. El problema radica en que se enfrentan –casi solos- al imperio dictatorial castrista que ha convertido a Venezuela en su principal colonia. El triunfo del pueblo venezolano hace que Cuba pierda la hegemonía regional y sea forzada a defenderse en su propio territorio, por eso Venezuela es la última trinchera del imperio dictatorial castrista.
El enemigo real del pueblo venezolano es la dictadura cubana que tiene subordinadas las dictaduras del socialismo del siglo XXI (SSXXI) Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua y que controla por medio de la prebenda con petróleo venezolano, a los países del Petrocaribe que son -además de Cuba y Venezuela- la República Dominicana, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, Surinam, Santa Lucia, Salvador, Guatemala, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Honduras y Haití.
El control de los países del SSXXI y del Petrocaribe representa que Cuba sin estar activamente en la Organización de Estados Americanos (OEA), maneja un total de 22 votos de los 35 miembros activos. Por eso, mientras Cuba opere el gobierno títere de Nicolás Maduro en Venezuela o lo reemplace por un nuevo operador castrista, podrá sostener el control del Petrocaribe y en consecuencia manipulará la mayoría de votos en la OEA, amenazando y paralizando el rescate de sus principios y valores que lidera el Secretario General Luis Almagro. Esto hace imposible cualquier acción efectiva a favor de la democracia y cualquier sanción contra las dictaduras, incluso frente al fraude electoral, como acaba de suceder en Ecuador.
Esta estructura de poder regional fue creada por Hugo Chávez asociado con Fidel Castro con el dinero del petróleo venezolano, luego apoyado por la corrupción y el narcotráfico, con proclama antiimperialista y fue liderada por Chávez hasta su muerte. Mientras Chávez vivió, él era el líder, el jefe y los Castro estaban relegados a un segundo plano, al extremo que para dar un rol a Fidel Castro crearon esa especie de “oráculo de La Habana” donde todos visitaban y pedían consejo al dictador cubano mientras Chávez viajaba, intervenía, derrocaba o sostenía gobiernos, daba órdenes, repartía dinero, insultaba y amenazaba a los Estados Unidos y ejercía el poder en la región trapeando al secretario Insulza, señalando confiscaciones, presos, exilios o premios.
La muerte de Hugo Chávez entregó al castrismo el liderazgo político de América Latina. La primera demostración fue la institución del sucesor de Chávez en Venezuela con Nicolás Maduro, a dedo en la interna chavista y con fraude en las elecciones del 2013 contra Capriles. Así el castrismo subordinó al chavismo dentro la denominada revolución bolivariana y con gobierno castrista Venezuela quedó convertida en su colonia. Castro reemplazó al Chávez muerto en la jefatura del delirante pero extendido proyecto del SSXXI y con ese poder Cuba consolidó el control de instituciones en Naciones Unidas (ONU), la OEA, ganó influencia sobre el Vaticano y en el gobierno de los Estados Unidos llegando a la “normalización de relaciones”.
Con Chávez vivo, las FARC eran un aliado subordinado del proyecto SSXXI introducidas por el castrismo que las sostenía, protegía y usaba desde varios años atrás. Cuba pasó de aliado de las FARC a mediador imparcial y condujo el “proceso de paz Colombia-FARC- que terminó firmado pese a la oposición del pueblo colombiano que dijo NO en el plebiscito. La relación FARC-castrismo-chavismo convirtió rápidamente a los limítrofes Venezuela y Ecuador en soporte de la guerrilla, pero hizo de Venezuela el “eje del narcotráfico”, nutrido por la producción colombiana y la del cocalero Evo Morales en Bolivia, con efectos tan notorios como los sobrinos de la primera dama venezolana presos por narcos en Nueva York, el jefe antinarcóticos de Morales condenado por narco en la Florida y el actual vicepresidente El Aissami acusado de narcotráfico, entre muchos otros.
La dictadura castrista acercó y facilitó la penetración de Rusia, Irán, Corea del Norte a sus territorios controlados de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, la Argentina de los Kirchner, el Brasil de Lula y Rousseff, y obviamente en los países del Petrocaribe. El fortalecimiento de estas alianzas mundiales le otorgó un poder que hasta ahora detenta en la ONU y en sus organismos especializados, acrecentando su capacidad de confrontación y negociación con los Estados Unidos. El gran flujo de dinero le permitió favorecer negocios en toda la región con contrapartes amistosas del castrismo haciendo, por ejemplo, aliado incondicional al Gobierno español de Rodríguez Zapatero.
Este apretado resumen es historia verificada. Demuestra que el pueblo venezolano, en la recuperación de su libertad y su democracia, no está luchando contra el “dictador títere Nicolás Maduro”, no es un problema interno entre venezolanos. El enemigo es el “imperialismo dictatorial castrista” con su centro de poder hegemónico en La Habana y con: sus incondicionales Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Salvador; con 18 países más del Petrocaribe; con las FARC y el narcotráfico movilizados (como lo estuvieron para el derrocamiento del presidente boliviano el 2003); con un aparato de control y/o neutralización de organizaciones internacionales; con aliados mundiales muy poderosos coincidentes en su ataque a Estados Unidos y/o en muy buenos negocios; con corruptela transnacional que teme el destape de sus crímenes; con nuevos ricos operando medios de comunicación y prensa; con dinero ilimitado para corromper; con vinculaciones al terrorismo islámico. Por su propia seguridad las democracias no pueden dejar solo al pueblo venezolano.
*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy